Cuarentena no frenó contagios en crucero

Expertos critican la gestión de Japón de la crisis

(EFE)

Yokohama, Japón.- Cientos de pasajeros del crucero Diamond Princess comenzaron hoy a desembarcar al acabar la cuarentena decretada por el coronavirus, un período que ha dejado 542 contagios a bordo y muchas dudas sobre seguridad sanitaria.

Unas 500 personas de diversas nacionalidades pudieron por fin pisar tierra firme en el puerto de Yokohama (sur de Tokio) este miércoles y regresar a sus hogares, tras verse sorprendidos durante su viaje por la decisión de Japón de aislar el barco al detectar que uno de los pasajeros contrajo el COVID-19.

Las autoridades niponas dieron prioridad para abandonar el buque a las personas de edad más avanzada y que hubieran dado negativo en los test del virus, de los aproximadamente 3.100 que seguían a bordo del Diamond Princess.

Los aproximadamente 2.500 pasajeros restantes deberán aguardar con resignación a que llegue su turno para desembarcar hasta el próximo viernes, y siempre que den negativo en el test. Todos los pasajeros que abandonaron el barco, por su parte, serán monitorizados durante los próximos días para ver cómo evoluciona su salud, mientras que los contagiados han sido trasladados a instalaciones médicas.

La gestión de Japón de esta crisis sanitaria ha generado críticas de numerosos expertos sanitarios, y ha llevado a varios países a solicitar la evacuación de sus ciudadanos antes de que las autoridades niponas permitieran al grueso de los pasajeros desembarcar.

Además del elevado número de contagios en el crucero -que suponen más de la mitad del total de casos globales de COVID-19 registrados fuera de China- , los expertos también han señalado los riesgos que conlleva el hecho de liberar a los pasajeros sin someterlos a más tiempo de observación.

Elevan a 2,118 el número de muertos

China elevó a 2.118 la cifra de muertos y a 74.576 la de contagios de la neumonía COVID-19, provocada por el coronarivus SARS-CoV-2, diagnosticados en su país.

La Comisión Nacional de Sanidad indicó que, hasta la pasada medianoche local (16.00 GMT del miércoles), había registrados 11.864 casos graves, mientras que 16.155 personas habían sido dadas de alta.