A viva voz: amigos maestros y escritura de Carlos Fuentes

Publican pensamientos del Premio Nobel

[El Universal]

Ciudad de México.- La amistad, dijo Carlos Fuentes en 1998, requiere atención, cuidado y amor, “y sólo en el corazón de un amigo podemos reconocernos realmente a nosotros mismos, y al mundo”. Esta concepción de la amistad nació a partir de relato en torno a los lazos que lo unieron al poeta Octavio Paz, con quien mantuvo una gran correspondencia que suma más de mil cartas intercambiadas a lo largo de tres décadas.

En 2000, en El Colegio Nacional, enumeró 10 recomendaciones de “un autor longevo” a jóvenes escritores, una de ellas fue la disciplina, porque los “libros no se escriben solos ni se cocinan en comité”, porque escribir “es un acto solitario y a veces aterrador”.

Y en 2005, en España, dijo que “no hay tradición que se sostenga sin creación que la renueve. Y no hay creación que valga sin tradición que la preceda. Ninguna obra literaria ilustra mejor esta convicción que Don Quijote de la Mancha”.

OBRA

La palabra de Carlos Fuentes, sus pensamientos, sus ideas sobre los maestros, la literatura, los amigos, la lectura y la vocación han sido reunidas en el libro titulado A viva voz (Alfaguara, 2019); se trata de una serie de conferencias culturales, divididas en tres partes: Maestros, Amigos y Vocación.

Maestros está conformada por textos que desvelan la grandeza de Balzac, Faulkner y Cervantes; Amigos integra textos sobre la amistad y habla de Buñuel, Cortázar y Paz, entre otros. Finalmente, en Vocación, Fuentes vuelve su mirada hacia la historia de sus propias obras literarias y a su construcción.

“Siempre he dicho que sus conferencias son obras de arte, las trabajaba con un gran cuidado, como si fueran un libro, él amaba escribir novela, cuentos, ensayos, era un deleite, y a lo largo de su vida escribió tantas conferencias. Primero se publicó Conferencias políticas y ahora se publican sus conferencias culturales. Es una oportunidad de estar cerca de él, de su pensamiento y de lo que significó para él el maestro, el amigo y la escritura”, explica la periodista Silvia Lemus, viuda del autor de La región más transparente.