Bitácora

O de plano el señor gobernador del estado es un hombre bien intencionado y bondadoso al cual sus funcionarios le están viendo la cara, o el primer mandatario es cómplice de la terrible opacidad, ineptitud y corrupción que campea en los Servicios de Salud del Estado, encabezados por deshonesta Mónica Rangel, cualquiera de las dos es de suma gravedad…

EN los cuatro años y cuatro meses que lleva como secretaria de Salud, Mónica Rangel ha estado involucrada en innumerables escándalos y corruptelas, desde salir herida de bala presuntamente por una ilegal “pluma pistola” propiedad de su pareja sentimental en un confuso incidente que nunca fue aclarado, hasta denuncias de irregularidades en la licitación millonaria del “nuevo” Hospital Central…

AHORA, de nueva cuenta, es el tema del manejo irregular de las finanzas de los Servicios de Salud, que según el último reporte tiene un adeudo de casi los mil 600 millones de pesos, pasivos que se incrementaron en un 8.4 por ciento con respecto al año 2018, pero no se necesita ser un experto en finanzas o en salud para darse cuenta de la terrible corrupción que hay en la Secretaría de Salud del estado, acompáñenos a ver la siguiente triste historia…

EN la ciudad de León Guanajuato, el Hospital General de esta ciudad, con más de 100 años de actividad y ubicado en pleno centro histórico, era ya obsoleto, al igual que nuestro Hospital Central, no permitía crecer los servicios y mejorar la calidad de los servicios prestados a la ciudadanía, por lo que el gobierno estatal de Guanajuato decidió construir un moderno hospital, apenas inaugurado en agosto del año pasado…

ESTE nuevo nosocomio en León, se construyó en un terreno de siete hectáreas y más de 40 mil metros cuadrados de construcción y costó mil 600 millones de pesos, mil 300 para la obra y 300 para el equipamiento, el nuevo Hospital General de León, al igual que nuestro Hospital Central, era un nosocomio escuela de la Universidad de Guanajuato, formador por generaciones de grandes médicos…

LAS nuevas y modernas instalaciones de salud en León, ya en operación y construidas cerca del Hospital de Especialidades, cuenta con 680 cajones de estacionamiento, está acondicionado para que laboren en él mil 500 trabajadores de la salud en 50 especialidades médicas, los ya comentados 49 mil metros cuadrados de construcción distribuidos en cuatro pisos, además de una torre de tres pisos con 50 consultorios, un moderno auditorio con casi 200 butacas, cuatro aulas de usos múltiples, 15 quirófanos, siete salas de choque 521 camas (250 censables y 271 no censables) y un albergue para los familiares de los enfermos, además de una importante reserva de terreno para crecimiento futuro, además, las viejas instalaciones del viejo Hospital General del Barrio Arriba de León, se están rehabilitando con una inversión de 300 millones de pesos para transformarlo en el nuevo Centro de Atención de Trauma…

EN cambio, en nuestro querido San Luis, el Hospital Central “Dr. Ignacio Morones Prieto”, inaugurado en 1947 y que gran servicio ha prestado a la salud de los potosinos y habitantes de estados circunvecinos, además de ser un gran formador de grandes médicos en conjunto con la Facultad de Medicina de la UASLP, una de las mejores del país por cierto, también sus instalaciones ya eran obsoletas…

LA lógica y el sentido común indican que, al igual que en León Guanajuato, se construyera un nuevo Hospital Central en otra ubicación debido a la falta de espacio del actual y lo conflictuado de la zona, pero no, la gris actual administración decidió construir en el mismo espacio, por lo cual sólo fue una “reposición”, no habrá una cama más o se atenderán a más pacientes…

SEGÚN datos de los SS, el “nuevo” Hospital Central será de apenas 28 mil metros cuadrados, contra los más de 40 mil del Hospital General de León, y sin capacidad de futuro crecimiento por la falta de terreno, además no contará con espacios suficientes de estacionamiento, tanto para el personal como los pacientes, y lo más grave y preocupante, el costo del “nuevo” Hospital Central será de mil 956 millones de pesos, es decir, casi la mitad de construcción y más de 650 millones de pesos más…

SIN duda alguna, el “nuevo” Hospital Central es ya el monumento a la corrupción de la administración de Juan Manuel Carreras, qué lamentable y qué lástima para los potosinos, pero ni hablar…Armando Acosta