Transportistas bloquean avenidas de la CDMX

Rechazan condiciones de trabajo en Santa Lucía

(EFE)

Ciudad de México.- Centenares de transportistas de carga bloquearon este lunes distintos accesos de Ciudad de México para protestar contra las condiciones que les ofrece el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador para trabajar en las obras del nuevo aeropuerto de Santa Lucía.

Durante la madrugada, miembros de Sindicatos Unidos por la Transformación de México provenientes del Estado de México, Querétaro, Puebla e Hidalgo cerraron accesos a la capital mexicana y bloquearon calles del centro de la ciudad durante varias horas.

Alrededor de las 08.00 hora local (14.00 GMT), los transportistas liberaron los bloqueos y se trasladaron a la céntrica plaza del Zócalo, donde estacionaron cerca de 80 camiones de carga a la espera de ser recibidos por representantes del Gobierno federal.

Los protestantes son transportistas de grava, tezontle, tepetate y agua que trabajaron en las obras del aeropuerto de Texcoco, canceladas en 2018 por López Obrador, y que exigen trabajar en el nuevo aeropuerto bajo las mismas condiciones.

“Estuvimos trabajando en Texcoco con el Gobierno anterior y cuando llegó el cierre nos prometieron que los primeros que iban a contratar para el aeropuerto de Santa Lucía íbamos a ser los de Texcoco con los mismos precios. Cosa que no se ha cumplido”, dijo Ricardo Baltasar, representante del sindicato.

Además, acusó a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), encargada de la construcción del aeropuerto de Santa Lucía, de usar “empresas fantasma” para el transporte de materiales en las nuevas obras en lugar de contratar a los cerca de 15.000 transportistas que se vieron afectados por la cancelación de las obras de Texcoco.

Centenares de transportistas se instalaron ayer frente al Palacio Nacional, donde hicieron resonar tambores y colgaron pancartas.

“Señor presidente, la Sedena aprovecha el encargo que usted les confió en la contracción del aeropuerto para contratar a precios muy bajos con pagos en efectivo a través de empresas prestadoras de servicios”, relataba una pancarta.

La jefa de Gobierno de CDMX, Claudia Sheinbaum, criticó a través de redes sociales “los cierres parciales” que provocaron los transportistas.

“Su objetivo es obtener contratos de acarreo de material con precios por encima del mercado a partir de bloqueos y amenazas en obras federales y locales”, reprochó.