Aprehenden a un empresario acusado de fraude

lo Acusan de fungir como prestanombres en agravio de una familia

Redacción [San Luis Hoy]

Acusado de un fraude por más de 500 millones de pesos en agravio de una familia de Jalisco, el empresario potosino Margarito N. fue capturado en esta ciudad por elementos de la Policía de Investigación, mediante convenio de colaboración con las autoridades de ese estado.

La Fiscalía General del Estado de San Luis Potosí, informó que el mandamiento judicial fue girado por el Juez Segundo de lo Criminal en Tonalá, Jalisco, razón por la que los agentes de la Policía de Investigación de aquella entidad, requirieron a sus homólogos potosinos su colaboración para localizar y detener al señalado, quien según las investigaciones realizadas, tiene su residencia en la Capital potosina.

Por esta razón, los agentes investigadores jaliscienses se trasladaron a la ciudad de San Luis Potosí y en coordinación con la PDI llevaron a cabo la detención del empresario en la avenida Himalaya, en la colonia Lomas Cuarta Sección, lugar en el que le fue informado sobre el mandato en su contra, además de los derechos que lo respaldan, realizando su detención en ese momento.

El detenido fue trasladado a las instalaciones de la Dirección General de Métodos de Investigación para continuar con los trámites correspondientes y posteriormente ser trasladado a Jalisco, en donde será presentado ante el Juez que lo requiere.

El abogado de la parte acusatoria, informó que en el año 2008 Margarito fungió como prestanombres de un empresario en una fábrica de tambores y accesorios para camiones y autobuses, y los diversos trámites desarrollados a nombre del empresario potosino, sirvieron para despojar a los accionistas de la totalidad de su patrimonio, en complicidad con el ahora fallecido padre de los mismos y un hermano.

Luego de una serie de actos jurídicos y dada la imposibilidad de negociar una salida al conflicto, el abogado consiguió la apertura del expediente 405/2008 del Juzgado Segundo de lo Criminal, como parte de la demanda tanto de imputación de hechos de responsabilidad penal como para conseguir la reparación del daño, que asciende a 500 millones de pesos.

Explicó que, a lo largo de casi 12 años, Margarito tramitó una serie de juicios de amparo para conseguir suspensiones provisionales, y en el trámite de la suspensión definitiva contra una orden de aprehensión le fue negada y finalmente fue cumplimentada este mismo lunes.