Reprueba el Estado en Índice de Progreso Social; es el sitio 19

Medición de México ¿Cómo vamos? refleja la disparidad que se mantiene

Jaime Hernández

[San Luis Hoy]

Con la mitad de los 12 factores de progreso sociales en rojo, la organización México ¿Cómo Vamos? y el organismo internacional Social Progress Imperative, puso al estado por debajo de la media tabla, en el sitio 19, del Índice de Progreso Social (IPS) 2019. En indicadores como vivienda, agua, inclusión y salud, la entidad apareció en rojo.

Los responsables del documento, el primero de una emisión anual, es definido como una medida integral de la calidad de vida en las entidades de la república.

Se basa en los resultados de estadísticas de indicadores agrupados en tres dimensiones: necesidades humanas básicas, fundamentos del bienestar y oportunidades.

El IPS concluyó que la disparidad regional persiste en México, y señala la necesidad de enfocar recursos productivos en los estados del sur del país.

Oaxaca es la entidad peor calificada. Por encima de ella, están Guerrero, y Chiapas. En contraste, Nuevo León, Querétaro y Aguascalientes son los estados mejor evaluados.

San Luis Potosí alcanzó 66.4 puntos, lo que lo ubica en el sitio 19 entre las entidades, con una puntuación por debajo del promedio nacional, que llega a los 66.7 puntos.

De los doce indicadores evaluados en el IPS, San Luis Potosí sólo tienen calificaciones satisfactorias en cuatro: seguridad personal, en donde obtuvo el tercer lugar nacional; el acceso a conocimientos básicos, los derechos personales y el acceso a la educación superior.

En amarillo, la entidad ubicó dos indicadores, calidad medioambiental y nutrición y cuidados médicos básicos.

La mitad de las mediciones está en rojo e incluso se ubica al estado entre los peor evaluados.

Sucede así con el apartado de inclusión, en el que el estado se ubica en el último sitio, pues presenta indicadores reprobatorios con respecto a la inserción de sectores gay, indígena y de personas con discapacidad en la sociedad potosina.

Pero también aparece con calificaciones reprobatorias en los apartados de agua y saneamiento, vivienda, acceso a la información y comunicaciones, salud y bienestar, y libertad personal y de elección.