Grupos criminales cobran relevancia

A bandas del crimen organizado como La Línea, Los Salazar, Los Mexicles y Gente Nueva se les atribuye la violencia

[El Universal]

CIUDAD DE MÉXICO.- Luego de que hechos como el del lunes pasado, en el que nueve integrantes de los LeBarón, una familia de mormones en México falleciera a causa de la disputa de territorio en los límites de Sonora y Chihuahua, sumado a otros actos violentos en Ciudad Juárez, cuatro organismos criminales cobran relevancia en el norte del país.

Esta ola de violencia es atribuida a grupos criminales como La Línea, quienes son señalados como los presuntos responsables de lo ocurrido con la familia LeBarón; y, cercano a esa zona, se encuentran “Los Salazar”, “Los Mexicles” y “Gente Nueva”, todos ellos parte de distintas redes del crimen organizado.

“La Línea”: probable responsable en caso LeBarón

Una traición al interior del cártel de Juárez hizo que “La Línea” dejara de ser un brazo armado de este grupo criminal, ahora, la Secretaría de la Defensa Nacional identificó a la organización delictiva de como probable responsable del asesinato de nueve integrantes de las familias mormonas LeBarón y Langford en Bavispe, Sonora, el lunes pasado, por la disputa que hay en el control del territorio.

Actualmente, en Ciudad Juárez, los brazos armados de “La Línea” son dos pandillas: “Los Mexicles” y “Los Aztecas”. En Chihuahua capital, operan para el nuevo cártel de Juárez (NCDJ), solo “Los Aztecas”.

Ese grupo armado (NCDJ) fue fundado por Juan Pablo Ledezma Rodríguez, “El JL” y financiado por el fundador y líder del cártel de Juárez, Vicente Carrillo Fuentes, “El Viceroy” y es liderado por Jesús Salas Aguayo, “El Chuyín”, recluido en el Centro de Reinserción Social número 3 de Ciudad Juárez.

“La Línea” y/o NCDJ, tiene principalmente presencia en Ciudad Juárez y municipios colindantes con el estado de Sonora. Su acérrimo enemigo es el cártel de Sinaloa.

El nuevo cártel de Juárez llamó la atención de las autoridades cuando en 2017 empezó a reclutar mujeres jóvenes, quienes eran enviadas a Estados Unidos como mulas y explotadas sexualmente, lo que levantó alertas.

“Los Salazar”: grupo cercano a los hijos

de “El Chapo”

El principal rival de “La Línea” son “Los Salazar”, quienes están al servicio de los hijos de Joaquín “El Chapo” Guzmán y de Ismael “El Mayo” Zambada.

Son considerados el brazo armado del cártel de Sinaloa, y desde hace más de 10 años se mueven entre los límites de Sonora y Chihuahua, donde mantienen una férrea disputa con “La Línea” por el control de la frontera con el estado de Arizona para el traslado de opioides a Estados Unidos.

La familia Salazar es originaria del municipio de Chínipas, Chihuahua, y el grupo está encabezado por Crispín Salazar Zamorano, identificado por el gobierno federal como el principal operador del cártel de Sinaloa en la frontera de Sonora con Arizona y Nuevo México, quien controla el corredor de droga en la frontera de Sonora con Estados Unidos.

“Los Mexicles”: relacionados a distintos ataques en Ciudad Juárez

El grupo criminal “Los Mexicles” cobra mayor relevancia a partir de que realizó distintos ataques en Ciudad Juárez como un elemento de distracción, luego del operativo del miércoles en el Cereso y dejaron un saldo de 10 muertos, seis heridos y 15 vehículos calcinados.

La serie de ataques en Ciudad Juárez fue atribuida al grupo delictivo; el ayuntamiento informó que, tras los ataques, se identificó al grupo y que se abrió una carpeta de investigación por el delito de “daños y ataques a la paz pública”, que se castiga con penas de hasta 30 años de prisión.

“Gente Nueva”

Otro grupo delictivo en la región es el liderado por Francisco Arvizu, “El Jaguar”, líder de “Gente Nueva”, que opera en Agua Prieta, Sonora, muy cerca de donde ocurrió el asesinato de las tres mujeres y los seis niños de la familia LeBarón.

Incluso, fuentes señalan a Martín Encinas, jefe de plaza de “El Jaguar”, como presunto autor material del ataque.