Critica legislador de EU a Donald Trump por redadas

[AP]

JACKSON, Mississippi.- Un líder del Congreso estadounidense calificó de “decepcionante” que el gobierno del presidente Donald Trump aplique las leyes de forma selectiva para aprehender a migrantes que están en el país ilegalmente, pero no procese a quienes les dan empleo.

Bennie Thompson, demócrata de Mississippi y presidente de la Comisión de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes, hizo las críticas durante una audiencia sobre las redadas contra migrantes hechas en agosto en siete plantas avícolas donde los federales arrestaron a 680 trabajadores, guatemaltecos en su mayoría.

Testigos dijeron que el operativo fue innecesario, inhumano y humillante. Las críticas se enfocaron particularmente en el continuo trauma de niños que se quedaron sin padres cuando regresaron a casa.

“No es política del Congreso separar a familias y madres de sus hijos”, dijo Sheila Jackson-Lee, congresista demócrata por Texas. Sin embargo, Jere Miles, el agente especial a cargo de Investigaciones de Seguridad Nacional, señaló que todos los días se arresta y se separa de sus familias a personas que están acusadas de delitos.

Cliff Johnson, profesor de leyes en la Universidad de Mississippi, cuestionó la decisión de levantar cargos federales a 119 personas que incluyen reingreso ilegal a Estados Unidos y fraude con documentos. Muchos ya se están declarando culpables. Johnson y otros criticaron a las autoridades federales por no procesar también a empresas o directivos.

Miles dijo que las autoridades están analizando una gran cantidad de datos decomisados en las seis empresas donde los federales entregaron órdenes de registro.

“No estamos satisfechos con perseguir a la gente de bajo nivel, pero estoy seguro que todos ustedes entienden que es un proceso largo”, agregó el agente especial. Miles indicó que arrestar a personas que ingresaron a Estados Unidos sin permiso para buscar trabajo debe disuadir a otros.

“Cuando quitamos parte del incentivo económico, esto tiene un impacto”, agregó Miles. El funcionario dijo que los agentes identificaron 400 casos donde migrantes usaron documentos robados o fraudulentos para conseguir empleo, lo cual también es un delito, acotó.