Se salvan refrescos y cigarros de nuevos impuestos

(EFE)

Ciudad de México.- La Cámara de Diputados de México aprobó este viernes el paquete fiscal para 2020, con ajustes que flexibilizan las sanciones para las plataformas digitales y sin aumentos más allá de la inflación al impuesto especial para las bebidas azucaradas, el alcohol y el tabaco.

La iniciativa, que ahora deberá discutirse en el Senado de la República, obtuvo 300 votos a favor y 127 en contra para reformar las leyes de los impuestos Sobre la Renta (ISR), del Valor Agregado (IVA) y del Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS), además del Código Fiscal de la Federación.

La diputada Patricia Terrazas Baca, presidenta de la Comisión de Hacienda y Crédito Público, comentó que los principales cambios ocurrieron en torno a la economía digital, pues se eliminó la propuesta inicial de considerar la publicidad y el almacenamiento de datos como servicios digitales.

Además, acordaron que el SAT sea el único facultado para sancionar a las plataformas digitales que incumplan con el pago de impuestos, a las que ahora castigarán solo con una suspensión de su página de internet en lugar de bloquear su conexión, como se contemplaba de forma original.

En la tribuna, también creó polémica el rechazo de una reserva para aumentar el IEPS a las bebidas endulzadas, como refrescos, además de a las cervezas y los cigarros, que ahora solo crecerá con base en la inflación real.

Asimismo, en la discusión se actualizó el cobro del derecho por servicios migratorios, que los turistas internacionales deben pagar.