De cinco empresas que daban empleo en La Pila, queda una

Martha Arriaga

[San Luis Hoy]

De cinco empresas que generaban fuentes de empleo a las personas privadas de su libertad, actualmente sólo queda una, informó Alejandro Leal Tovías, secretario general de Gobierno. Explicó que existen convenios con las empresas instaladas en el centro de prevención y readaptación social de La Pila, y en el caso de la empresa Traktolamp, se firmó desde el 2007.

“En ese acuerdo, se puntualizó que los trabajadores tendrían que ganar un salario mínimo o un poco más y que esa percepción sería repartida en tres partes, el 33 por ciento se entrega a cada trabajador por semana; el otro 33% se guarda para el fondo de reparación de daño y un 33% se guarda para entregarlo cuando la persona obtenga su libertad”.

Dijo que esas trabajadoras que están demandando laboralmente a la empresa, es porque se encuentran reclamando diferentes prestaciones, pero que ese asunto es llevado por la Junta Federal, además de ser revisado por el gobierno estatal, en coordinación con la CEDH.

Destacó que en la empresa laboraban 180 trabajadores, y que se continuará apoyando hasta que no sea cubierto el pago de ese fondo para cuando obtengan su libertad y la parte correspondiente a la reparación del daño.

Recordó que el 2016 salió una ley nacional de ejecución penal que cambió las condiciones en la relación laboral de las empresas penitenciarias con los internos.

Atribuyó a esa ley penitenciaria, el que las empresas prefieran retirarse de los centros de prevención, ya que no les conviene como negocio el que les hayan cambiado esas condiciones laborales de becarios a trabajadores.