Congreso alardea baja, pero sube los honorarios

Jaime Hernández

[San Luis Hoy]

Mientras que el Congreso del Estado presume una disminución de 3.1 millones de pesos en la partida de honorarios asimilables a salarios, el polémico rubro con que se paga a los asesores y “recomendados” de los legisladores, otros documentos del propio Legislativo muestran que ese rubro tendría un alza de 18.5 millones de pesos.

Ayer, en sesión de Pleno, la propuesta presupuestal de la Jucopo para el año entrante fue aprobada por 18 votos a favor, tres en contra y cuatro abstenciones. Así, para 2020, el Congreso dispondrá de 323.1 millones pesos, que en las cuentas del Congreso, representa un incremento de 4.68%.

Esto es 14.4 millones de pesos más que los 308.7 millones de pesos que el Congreso maneja este año.

Por lo que respecta a la partida de honorarios asimilables a sueldos, los diputados manejaron ayer un comparativo en el que se establecía que este año se destinaron 42.2 millones de pesos. Para 2020, la partida crecerá a 45.8 millones de pesos, es decir, 3.6 millones de pesos.

El mismo documento desglosa que de estos 45.8 millones de pesos, 39 millones serán para los empleados pagados por honorarios, es decir, el rubro bajaría 3.1 millones de pesos, y se agregarían 6.8 para la nómina del personal de la Unidad de Evaluación y Control, de reciente creación.