Falso que tenga SLP un mejor Congreso: CC

Evaluación de la organización concluye que la LXII Legislatura es más de lo mismo

Redacción

[San Luis Hoy]

Congreso Calificado (CC) presentó los resultados de su Cuarta Evaluación Trimestral del Congreso del Estado. Esto significa que la Sexagésima Segunda Legislatura ha cumplido un año y a pesar de que los integrantes se autoproclaman como “distintos”, “penosamente observamos un patrón de comportamientos que nos permiten calificarla como más de lo mismo”.

En su boletín señalaron que: la Sexagésima Primera Legislatura cerró con un indicador de eficacia legislativa de 57%, pues de un total de mil 512 iniciativas, dejó 656 pendientes de resolver. En la actual LXII Legislatura se han propuesto 735 iniciativas en un año y permanecen como pendientes 530, para una eficacia de apenas 28%, la mitad que la anterior. No es más productiva.

Luego, en la LXI Legislatura un total de nueve diputados que la conformaron presentaron su declaración 3 de 3. En la actual LXII Legislatura la han presentado nueve diputados. No es más transparente.

La LXI Legislatura hubo graves escándalos como el video de la “Ecuación corrupta”; los escándalos del exdiputado Sergio Desfassiux o los exabruptos de José Luis Romero. En esta LXII Legislatura hemos aplicado la penalización de conducta notoriamente perniciosa por las amenazas soeces del diputado Edgardo Hernández Contreras a dos legisladoras, expresadas desde la tribuna; al diputado Pedro Carrizales Becerra por protagonizar episodios que lesionaron la imagen del Congreso en las elecciones de Aguascalientes y en esta evaluación a la diputada Alejandra Valdés Martínez, denunciada pública y penalmente por un asesor que la acusó de cometer actos de corrupción al exigirle una parte de su salario. No es menos vergonzosa.

En esta evaluación por primera vez aplicaron el indicador negativo de iniciativas caducas a las que exceden el plazo de seis meses y ni siquiera han sido prorrogadas y a las que exceden los nueve, sin gestionarse su segunda prórroga. Por lo que por primera vez se restan puntos a los diputados promoventes. Esta omisión fue una constante en la pasada Legislatura y también lo es en la actual. No es menos negligente.