Emite CEDH recomendación contra el HC

Por inadecuada atención a una parturienta y su hijo el bebé permanece internado

Rubén Pacheco

[San Luis Hoy]

Personal del Hospital Central “Ignacio Morones Prieto” realizó una “inadecuada prestación del servicio público” en la atención a una madre y su bebé, el cual todavía se encuentra internado, reveló una investigación de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH).

Precisó que el niño de 1 año 11 meses de edad, se encuentra conectado a un ventilador para que le proporcione oxígeno que lo mantenga con vida y se alimenta por sonda de gastrostomía.

Derivado de los hechos descritos, el organismo emitió la Recomendación 17/2019 a Francisco Alcocer Gouyonnet, director del nosocomio.

De acuerdo con la información del expediente de queja 1VQU-278/2018, la embarazada acudió el 27 de agosto de 2017 a la Clínica Rural 15 del IMSS, de Charcas, pero por la situación del caso fue trasladada al hospital.

El 11 de septiembre de 2017, encontrándose internada, comenzó con dolores de parto a las 31.2 semanas de gestación, por lo que requirió diversos estudios. A las 18:40 horas, se reportó líquido amniótico turbio y se decidió la interrupción de embarazo por vía abdominal.

No obstante, quedó en espera de completar ayuno y a las 22:00 horas de ese día fue enviada a quirófano donde tuvo que esperar a ser intervenida porque no había incubadora en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN).

La CEDH detectó que se requería de un espacio para el feto ya que las condiciones prematuras de su nacimiento lo ameritarían. Tres horas después ocurrió el nacimiento, a las 01:07 horas del 12 de septiembre de 2017.

Según un Perito Especialista del Colegio de la Profesión Médica del Estado, las omisiones y acciones indebidas se fundamentan en que la parturienta estuvo internada 17 días, bajo tratamiento médico y monitorización fetal y cuando se decidió la interrupción de embarazo, el complejo hospitalario no contaba con incubadora.

Por ende, “se permitió acreditar violaciones a los derechos humanos a la protección de la salud y a la vida en agravio de la madre y su bebé atribuibles al Hospital Central”, señaló.