Bitácora

REUNIONES y más reuniones, declaraciones y más declaraciones, promesas y más promesas de las autoridades de los tres niveles de gobierno, en el caso de la ola de violencia y feminicidios de los últimos días, y de nada sirvieron…

AYER, en el Fracc. Barrio del Vergel, una joven mujer de 28 años fue asesinada a tiros por sicarios que a bordo de una motocicleta le dispararon, éste sería el tercer homicidio doloso de una fémina en menos de 4 días, todos ocurridos al norte de la ciudad capital…

LA situación de feminicidios es de suma gravedad; con sobrada razón hay alarma, miedo y zozobra de los potosinos, miedo de salir a la calle, terror de que las mujeres salgan solas, mientras la autoridad en turno sigue impávida, amodorrada, sin dar pie con bola, intentando de nueva cuenta acabar la ola de violencia con declaraciones y boletines de prensa…

¿DE qué demonios nos sirve a los potosinos que el gobierno del estado reconozca que hay “una crisis de inseguridad en la entidad, si siguen matando mujeres en las calles?, ¿qué consuelo encontrarán los deudos de las tres jóvenes asesinadas, al saber que somos el segundo estado a nivel nacional con más centros de atención a mujeres violentadas?…

¿DÓNDE está el secretario de Seguridad Pública del Estado, el jefe de la policía estatal y el de la municipal?, ¿dónde está la Guardia Nacional que vendría a salvarnos de la delincuencia?…

ESTÁ comprobado que mientras que la sociedad potosina no salga a la calle y exija y reclame la apatía de las autoridades para detener este baño de sangre e inseguridad, nuestros gobernantes seguirán cómodamente contemplando cómo matan a las mujeres, y solamente salir a declarar disparates…

¡YA basta! de tanta ineptitud, pónganse a trabajar y si no pueden, renuncien; los feminicidios continuarán si la impunidad, la falta de vigilancia y la ineptitud de la autoridad siguen, no es cosa menor, no se puede soslayar que mientras en los primeros ocho meses de 2015, apenas hace cuatro años, se hayan registrado 6 feminicidios en la entidad, y que hoy, en menos de 4 días ya sean tres mujeres asesinadas…

EL problema de violencia e inseguridad se agrava en la ciudad capital, donde según datos reportados por la organización Semáforo Delictivo, en el último trimestre el municipio capitalino concentró el 51 por ciento de los delitos registrados en el estado, pues de los 6 mil 56 que se presentaron, 3 mil 98 fueron en la capital…

¿CUÁL estrategia, cuál reforzamiento de la seguridad que pregona el alcalde Xavier Nava y su director de Seguridad Pública, Edgar Oswaldo Jiménez Arcadia?. Paradógicamente, según Semáforo Delictivo, en la capital, hasta el mes de julio, el único semáforo en verde era en el delito de feminicidio, con sólo un caso en el mes pasado, hoy en 4 días ya son tres…

A nivel estatal, la cuestión de inseguridad nada más no mejora, mes con mes, cada vez que el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) publica los índices delictivos, es lo mismo, San Luis Potosí se encuentra entre los estados donde más ha crecido la delincuencia en los últimos meses…

EL último reporte revela que en San Luis Potosí, en el lapso de enero a julio, la delincuencia se ha incrementado en más de 44 por ciento con respecto al mismo periodo del año pasado, ¿y qué ha pasado?, absolutamente nada, el responsable de la seguridad en la entidad, Jaime Pineda Arteaga, sigue cobrando su oneroso sueldo sin desquitar un solo quinto, sigue burlándose de los potosinos, aferrado a un puesto del que ya demostró que es incapaz, pero sostenido a toda costa ante la terquedad del Ejecutivo…

MIENTRAS que ahora sí, la iniciativa privada, preocupada por la inseguridad, pide “un cambio en las estrategias de seguridad del estado”, cuando hace apenas un mes, en un desplegado salió a defender al titular de la SSPE, Jaime Pineda, en el Juicio Político que el Congreso le instruía por inepto, ahora no tienen cara para quejarse, al igual que los diputados locales que exoneraron a Pineda en el mentado juicio, que ahora no salgan con que la seguridad está muy mal, pero en fin, muy lamentable…Armando Acosta