Lejana, policía investigadora

La mayoría de lo que se procesa son detenciones en flagrancia: garza m.

Martha Arriaga

[San Luis Hoy]

Los datos estadísticos del nuevo Sistema de Justicia Penal, arrojaron que los dos delitos que ocupan la mayoría de investigaciones son por portación de armas prohibidas y narcomenudeo, así lo señaló José Mario de la Garza Marroquín, presidente nacional del Consejo General de la Abogacía Mexicana.

Consideró que entre esos dos delitos se integra en un 55 por ciento lo que se está procesando, lo que refleja que continúa pendiente el tema de la policía de investigación, que pueda estructurarse bien y que eso permita que los demás delitos que se están cometiendo, llámese extorsión, secuestro, financieros, permita contar con policías especializados en temas de investigación.

Reiteró que el principal problema en una adecuada aplicación de la justicia, siempre será la falta de policías investigadores eficientes.

“En los delitos de portación de armas y narcomenudeo, son delitos en los que se detienen a las personas en los operativos que se realizan o en retenes, lo que refleja que se está procesando a personas detenidas en flagrancia, por lo que no existe ninguna investigación al tratarse de personas marginadas que no tienen muchas otras opciones”.

Observó que aún falta mucho para construir una policía investigadora, que sea capaz de aportar a los jueces carpetas bien armadas y expedientes bien estructurados, que lleven a procesar otro tipo de delitos como los que impactan a los ciudadanos día a día.

Con relación a si con la operación de la Guardia Nacional, se podrán obtener mejores resultados en el rubro de la seguridad, José Mario de la Garza, indicó que aún no se ha determinado bien la labor de investigación que realizará la Guardia Nacional, ya que su trabajo al parecer estará más relacionado con la contención del flujo migratorio, pero que no se habló de cuál será la vinculación de la GN con las agencias de la fiscalía, procesos investigación e integración de carpetas que tengan evidencia y pruebas contundentes.