Si Irán quiere pelear será su fin: Trump

EU ha denunciado que ha detectado “indicios” de planes ofensivos iraníes contra sus fuerzas

[EFE]

Washington.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, advirtió este domingo a Irán que “nunca” vuelva a amenazar a su país e indicó que si Teherán quiere pelear será su “fin oficial”.

“Si Irán quiere pelear, ese será el fin oficial de Irán. ¡Nunca amenaces a Estados Unidos de nuevo!”, publicó el gobernante en su cuenta de Twitter, en medio de la creciente tensión entre los dos países.

Trump se pronunció horas después de que el comandante en jefe de los Guardianes de la Revolución, Hosein Salamí, afirmara este domingo que Irán no teme una guerra, pero Estados Unidos sí.

Estados Unidos ha decidido desplegar en el golfo Pérsico el buque de asalto anfibio USS Arlington, misiles Patriot, el portaaviones USS Abraham Lincoln y bombarderos, tras denunciar que había detectado “indicios” de planes ofensivos iraníes contra sus fuerzas en Oriente Medio.

Sin embargo, por el momento, ni la cartera de Defensa ni el Departamento de Estado han divulgado pruebas ni han informado a los medios de comunicación, lo que ha generado escepticismo tanto entre la oposición como entre algunos de sus principales aliados.

Este viernes, Trump criticó a los medios de comunicación “falaces” por realizar una cobertura “inexacta” de la tensión con Irán, pero celebró que este tipo de información incorrecta mantenga a Teherán sin saber “qué pensar”.

“Los Medios Falaces están perjudicando a nuestro país con su fraudulenta y altamente inexacta cobertura de Irán. Supone una distracción, apenas fundamentada en fuentes (inventadas) y resulta un PELIGRO”, escribió el mandatario en Twitter. Trump salió además al paso de versiones sobre su supuesto “enfadado” con su equipo por la respuesta estadounidense a las tensiones con Irán, y defendió la gestión de su asesor de seguridad nacional John Bolton y su secretario de Estado, Mike Pompeo.

El diario The Washington Post informó que Trump está frustrado con algunos de sus asesores porque cree que EE.UU. se está precipitando.