Bitácora

PUES como ayer se lo adelantamos el Congreso del Estado aprobó legalizar los matrimonios entre personas del mismo sexo en la entidad, en una muy cerrada votación en la sesión del Pleno realizada el día de ayer, donde, afortunadamente, permeó la cordura y los ánimos no se desbordaron entre los centenares de asistentes de ambos bandos, aunque hay que decir que los partidarios de las bodas gay, era más numeroso que los conservadores…

FUERON catorce votos para que prosperara la iniciativa; los diputados que votaron a favor fueron: los siete de Morena, María del Consuelo “Chelito” Carmona Salas, Marité Hernández Correa, Angélica Mendoza Camacho, Alejandra Valdez Martínez, Edson de Jesús Quintanar y Rosa Zúñiga Luna, está última a regañadientes pero se alineó), Paola Alejandra Arreola Nieto y Pedro César Carrizales Becerra, mejor conocido como “el Mijis”, del PT, y Mario Lárraga Delgado, quien en un principio se oponía y a pesar de llegar a la curul bajo las siglas del PES, partido de corte evangelista que se opone rotundamente al matrimonio igualitario, también acató la línea de su partido, la única diputada del PRI que votó a favor, Beatriz Eugenia Benavente Rodríguez, al igual que Óscar Vera Fábregat de Conciencia “Familiar”, el ex perredista y actual dirigente local del PVEM, Emmanuel Ramos Hernández, la todavía perredista Isabel Gómez Tovar y Eugenio Govea Arcos de Movimiento Ciudadano…

LOS doce legisladores que votaron en contra fueron: los seis del PAN, Rubén Guajardo, Ricardo “pinocho” Villareal Loo, José Antonio Zapata Meráz, Sonia “la de Tantoyuca” Mendoza, Vianey Montes Colunga y Rolando Hervert Lara; cuatro del PRI, Mauricio Ramírez Konishi, Martín Juárez Córdova, Laura Patricia Silva Celis y María del Rosario “Charo” Sánchez Olivares; el impresentable Edgardo “el chacorta” Hernández Contreras y Martha Barajas García del PANAL, la única abstención fue por parte de Cándido “Erendido” Ochoa Rojas del PVEM…

LOS grandes perdedores de ayer fueron sin duda fue la extrema derecha, el conservadurismo exacerbado y radical, el gobierno del estado que a pesar del intenso cabildeo no pudo parar la modernidad, la Iglesia Católica y Evangélica, algunos de los dirigentes de las cámaras empresariales que se volcaron con todo para oponerse a la iniciativa aunque después de aprobarse algunos, como Jaime Chalita, salieron a aplaudir la medida, el PAN que ya se dio cuenta de los potosinos migran del conservadurismo (la base principal de sus militantes y simpatizantes) a liberalismo, el PES, que confirmó que su único representante en la actual legislatura pero el que más pierde es el PRI, que desaprovecho la oportunidad histórica de reivindicarse con las minorías discriminadas, una decisión sin lógica y disparatada que los dejan muy mal parados…

LOS que ganan la partida, la izquierda progresiva que ya aprendieron que juntos y haciendo a un lado los egos pueden lograr lo que se proponen, por ejemplo, Morena, la aprobación de los matrimonios igualitarios, es el primer punto de su agenda que pueden concretar en sus ya ocho meses de gestión, pero quién más se beneficia con la decisión tomada ayer por los diputados es la sociedad potosina en general, al acabar con ciudadanos de primera y de segunda, donde termina la exclusión de un sector importante de la población que eran discriminados por su orientación sexual, donde se acata la ley y se respeta los valores y derechos fundamentales que protege nuestra Carta Magna, la Constitución, por primera vez y justo hay que decirlo, hay razones para aplaudir a la mayoría de los integrantes de la actual legislatura, ¿qué les cuesta?…

AHORA la discusión que en los días por venir se dará, es la de adopción de menores por parte de parejas del mismo sexo, aunque también será un debate estéril y sin sentido, pues la tesis jurisprudencial de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), donde determina la inconstitucionalidad, por ser discriminatoria, de prohibir los matrimonios igualitarios, otorga a las parejas del mismo sexo los mismos derechos que las parejas heterosexuales, incluyendo la posibilidad de poder adoptar, pero en fin…

PD.- Por cierto, como también se lo adelantamos en este espacio, Jorge Ovidio Robledo Gómez, fue electo como nuevo titular de la Unidad de Evaluación y Control del Congreso, una nueva posición al grupo de “los Macabeos”; Ovidio Robledo es nada más y nada menos que sobrino de Juan Ramiro Robledo, líder indiscutible del macabeísmo potosinos, pero en fin…Armando Acosta