Bitácora

LA Semana Santa es la temporada de mayor afluencia turística en la entidad, los principales atractivos que atraen a miles de visitantes es la Huasteca Potosina, con sus maravillas naturales, ríos, cascadas, sótanos y su gastronomía, y la ciudad capital, cuyo mayor atractivo sin duda, es el majestuoso Centro Histórico, con sus calles empedradas, sus coloniales templos y la Procesión del Silencio…

PERO sólo hay que hacer un recorrido por el primer cuadro de la ciudad para ver las deplorables condiciones en que las autoridades municipales la tienen, esta situación no pasa desapercibido para los visitantes que ayer, algunos, se quejaron por varias deficiencias del Centro Histórico…

UNA de las quejas, no sólo de los turistas, sino de los habitantes de la ciudad, es la falta de estacionamiento en el primer cuadro, incluso, la organización Nuestro Centro ha llegado a advertir que esta situación ha provocado que clientes desistan de ir a hacer compras en el Centro; justo hay que señalar que esta problemática se ha venido agudizando con los años y que ninguna autoridad ha hecho frente para paliar el déficit de cajones de estacionamiento, a la fecha no hay ni el proyecto de realizar estacionamientos suficientes que solucione este problema…

EL ambulantaje. El comercio informal poco a poco se ha apoderado del centro ante la impasividad y modorra del ayuntamiento, no hay día en que no aparezca un ambulante en alguna calle del primer cuadro, el andador peatonal de la calle Zaragoza, desde el Jardín Colón hasta la Plaza de Armas está invadido de informales, la calle Hidalgo ni se diga, en la Plaza de Armas, en los últimos días un puesto móvil de frutas está arriba de la banqueta casi enfrente del templo de la Compañía, en las puertas de esta iglesia también hay dos vendedoras de flores que ofrecen desde ramos de camelias hasta arreglos de rosas, frente a los Arcos Ipiña, hay puestos de golosinas, prendas de vestir, papas y demás chucherías que impiden el libre tránsito de los peatones…

DE nada sirve que se observe la presencia de inspectores de la Dirección de Comercio municipal, uniformados con sus nuevos chalecos amarillos bordados con hilo color oro y acompañados por elementos de policía si no hacen nada para evitar la invasión de ambulantes…

LA basura y suciedad; las papeletas de basura, además de sucias, apenas al medio día están a rebosar de desechos que caen en el piso de cantera, el jardín de San Francisco, donde desde que se instalaron unas enormes y majestuosas esculturas de rostros de bronce obra del maestro escultor Javier Marín, hay más afluencia de visitantes que de costumbre, su piso luce cochambroso, no se diga alrededor de la descuidada fuente; en el callejón de San Francisco, los indígenas Triquis que ofrecen “artesanías” continúan utilizando una jardinera de un costado del templo como su mingitorio particular, en la mayoría de las calles, incluyendo la calle Hidalgo, los grafitis ensucian los muros…

EL alumbrado, en la mayor parte de las arterias esta descuidado y muchas luminarias no funcionan, no pocas rejillas de alcantarillas y registros tanto de Telmex como de la CFE han sido robadas, incluso desde hace meses y algunos samaritanos las rellenas con lo que pueden, palos, jacales, cajas de cartón o cualquier desecho que sirva de señalamiento para evitar que algún transeúntes caiga en la trampa, el mismísimo Kiosco de la Plaza de Armas, se encuentra “clausurado” con cintas amarillas con la leyenda “precaución” debido a su deplorable condición, en la Calzada de Guadalupe son cada vez más frecuente los casos de asaltantes a ciudadanos, y el atrio de este templo luce obscuro debido a que sus luminarias no funcionan…

NO podría la alcaldía capitalina haber puesto en acción un programa de limpieza, reordenamiento y seguridad en el primer cuadro de la ciudad en la temporada donde más turistas nos visitan?, pero en fin…

MUY nervioso y desesperado se ve al ex dirigente del Partido Verde en la entidad, el impresentable Manuel Barrera Guillén, que llegó al grado de ofrecer una entrevista al lado del prófugo José Luis “el tekmohuachicolero” Romero Calzada, es normal y lógica su alteración, pues se le acabó el negocio que durante años le dejó millones de pesos en ganancias a la familia Barrera Guillén, ni hablar…Armando Acosta