Bitácora

SEGÚN la “Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco” (ENCODAT) en su “Reporte de Drogas 2016-2017”, entre la población adolescente del país, -población de 12 a 17 años- “el consumo alguna vez aumentó entre 2011 y 2016 de 3.3% a 6.4% para cualquier droga, de 2.9% a 6.2% en drogas ilegales y de 2.4% a 5.3% en mariguana. Cocaína se mantiene estable”, es decir, el consumo de drogas en la juventud mexicana aumentó casi el doble…

SEGÚN el mismo documento, en la entidad potosina el incremento es mayor, pues la incidencia acumulada del uso de drogas ilegales entre la población de 12 a 65 años tuvo un aumento significativo, al pasar del 3.0% en el 2008 a 7.5% en el 2016…

EN su exposición en el VII Simposio de la Red de Instituciones Educativas contra las Adicciones de la Ciudad de México, la directora general de Centros de Integración Juvenil, Carmen Fernández Cáceres, alertó que el consumo de drogas como mariguana, anfetaminas y cocaína aumenta cada vez más entre adolescentes y jóvenes universitarios, incluso, por arriba del tabaco y el alcohol…

SEGÚN datos de Centro de Integración Juvenil, mientras que la dosis de cocaína cuesta en promedio mil pesos y su efecto dura media hora, la metanfetamina en todas sus variedades cuesta sólo 100 pesos la dosis y su efecto puede durar de ocho a doce horas, además, las metanfetaminas son muy fácil de conseguir, por lo que el número de personas que comenzaron a tratar en los CIJ aumentó de manera notoria en los últimos cinco años…

LA metanfetamina, conocida como “anfeta”, “meta”, “tiza” o “hielo” o “cristal”, es un estimulante sumamente adictivo que afecta al sistema nervioso central, que se produce en su mayoría en laboratorios del crimen organizado, pero también se puede producir en pequeños lugares clandestinos con ingredientes relativamente fáciles y económicos de conseguir sin receta médica…

COMO lo hemos comentado en este espacio en varias ocasiones, en los últimos hechos violentos y de inseguridad, tales como homicidios, ejecuciones, atracos o violaciones registradas en la entidad, los responsables estaban bajo el influjo de alguna droga, principalmente del cristal…

LA desesperación y ansiedad por consumir esta droga, aunado a que el Nuevo Sistema de Justicia Penal es una “coladera” que deja libres a los responsables de los múltiples robos que ocurren en la ciudad, y si a lo anterior le suma a la ineptitud de las corporaciones policiacas de los tres niéveles de gobierno, provoca que los índices delictivos en el estado vayan cada más en aumento…

AHORA bien, a inicios de abril, en todo el país comenzaron a entregarse por parte del nuevo gobierno federal distintos apoyos en efectivo a millones de jóvenes en diversas becas; por ejemplo la beca “Benito Juárez”, cuando esté funcionando a plenitud se estaría otorgando 800 pesos al mes a aproximadamente 4.1 millones de jóvenes estudiantes de preparatorias públicas, con el objetivo de abatir la deserción escolar en este nivel medio superior…

En otro programa federal para jóvenes que ni estudian ni trabajan, mejor conocidos como los “ninis”, denominado “Jóvenes Construyendo el Futuro”, se plantea otorgar a más de dos millones de jóvenes de entre los 18 a los 29 años de edad, 3 mil pesos al mes, para que los beneficiarios tengan la oportunidad de vincularse al mercado laboral a través de la capacitación que recibirían en las empresas que se registren en este programa…

PARA abrir boca, la beca a jóvenes preparatorianos ya se entregaba en sexenios pasados, pero a los de escasos recursos principalmente en las zonas marginadas, y eran depositadas a los padres de familia que destinaban el dinero al transporte y a la alimentación de sus hijos estudiantes, ahora se entregará universalmente, es decir, sin distinción de si el beneficiario la necesita o no, estos recursos serán depositados directamente a los jóvenes por medio de una tarjeta bancaria…

ES decir, más de seis millones de jóvenes en el país mes con mes recibirán entre 800 y 3 mil pesos directamente, nadie en su sano juicio podría rebatir los objetivos de estos programas, pero otorgarlo directamente a los jóvenes en una edad donde la responsabilidad no es su fuerte, donde la fiesta y los amigos son la prioridad, ¿no es esto una apuesta muy arriesgada?, ¿Cuántos de estos más de seis millones de jovenzuelos, principalmente los 4.1 millones de adolescentes preparatorianos no gastarán su beca en caguamas, cigarros o drogas?, hoy a los narcotraficantes se les abre un potencial mercado de millones de jóvenes en edad de la punzada y del relajo con dinero contante y sonante cada mes, ¿el gobierno federal habrá pensado bien esto o es por puro clientelismo político?, ni hablar…Armando Acosta