Tiroteo en escuela de Brasil deja al menos diez muertos

Los presuntos responsables se suicidaron

(EFE)

Suzano, Brasil.- Diez muertos, entre ellos cinco menores, y otra decena de heridos es el balance provisional de la masacre sucedida este miércoles en la región metropolitana de Sao Paulo, considerada una de las peores tragedias escolares de Brasil.

Un tiroteo en una escuela de Suzano, a 60 kilómetros de Sao Paulo, ha dejado este miércoles al menos diez muertos en un ataque perpetrado por un adolescente y un hombre de 25 años, que serían exalumnos y que luego se suicidaron.

Los dos individuos, identificados como Guilherme Taucci Monteiro, de 17 años, y Luiz Henrique de Castro, de 25, irrumpieron en la escuela Raúl Brasil, en la localidad de Suzano, a primera hora.

Entonces efectuaron múltiples disparos contra alumnos y trabajadores del centro de enseñanza, explicó el secretario de seguridad pública de Sao Paulo, José Camilo Pires de Campo, a la prensa.

Ocho personas, entre ellas cuatro estudiantes y una empleada del local, murieron en el interior de la escuela, en cuyos pasillos los dos agresores se suicidaron después de que efectuaron al menos una veintena de disparos, además de ataques con cuchillos y un arco y flecha.

Otro estudiante murió dentro de la ambulancia de camino al hospital, mientras la segunda trabajadora de la institución falleció en el centro de salud donde había sido ingresada.

La décima víctima mortal se trata de Jorge Antonio Moraes, tío de uno de los asesinos, dueño de una empresa de alquiler de vehículos y quien recibió tres disparos minutos antes de que los agresores se adentrasen a la escuela.

La primera llamada de emergencia fue recibida por las autoridades a las 9.35 hora local (12.35 GMT) y, entre las armas encontradas junto a los agresores, figuraban un revólver calibre 38, artefactos explosivos y un machete.

La masacre de la localidad de Suzano se produce dos meses después de que el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, firmara un decreto que flexibiliza la compra y tenencia de armas de fuego, lo que desató una intensa polémica en el país y duras críticas por parte algunos sectores de la sociedad.

En su cuenta de Twitter, el mandatario lamentó la tragedia y prestó sus condolencias a las familias de las víctimas “del inhumano atentado ocurrido”.

“Una monstruosidad y cobardía sin tamaño. Que Dios conforte el corazón de todos!”, expresó Bolsonaro.