Bitácora

EL derrumbe de una estructura en construcción de los nuevos brazos del Distribuidor Juárez, suscitado ayer por la noche, es una descripción gráfica de la administración de Juan Manuel Carreras López: una obra poco útil, cara, mal hecha, colapsada y las infaltables pueriles excusas del “güerito” Carreras…

UNA obra poco útil.- Si bien es cierto que era necesario conectar la Carretera a México y la de Rioverde a la Av. Salvador Nava, es más urgente la conectividad con la Zona Industrial, ya que -en horas pico- el traslado a esta zona es de más de una hora, los nuevos brazos del Distribuidor Juárez sólo vendrán a complicar el ya de por sí caótico tránsito…

UNA obra cara.- El consorcio constructor que obtuvo el contrato de los brazos del Distribuidor Juárez, conformado por las empresas Sánchez Valadez Construcciones, Maquinaria y Renta de Zacatecas (propiedad de Luis Torres Corzo) y Constructora Santos Chismun, lo ganó por default, ya que los otros cinco competidores fueron eliminados de la licitación, además del pequeño detalle de que la propuesta del ganador del concurso fue la más cara, con casi 34 millones de pesos más que la oferta más económica…

UNA obra mal hecha.- El derrumbe de ayer en la noche de una estructura en construcción de la obra en mención, que dejó como saldo dos trabajadores lesionados, es una muestra de que las empresas constructoras no han puesto todo el empeño y la dedicación para garantizar la calidad de los trabajos, por más que la Junta Estatal de Caminos, dependencia encargada de las obras, justificara que el accidente se suscitó por “un error humano”…

Y por último, las “bateas de babas” del señor gobernador al tratar de minimizar el lamentable incidente, al pretextar que: “son cosas que pasan”, no pues sí, también “son cosas que pasan” el tener un gobierno timorato, gris y mediocre…

QUE la obra “insignia” de esta administración estatal se vea afectada con el derrumbe de una de sus estructuras, no es cosa menor; se corrió con suerte de que sólo fueran dos lesionados, no de gravedad por fortuna, pero ¿qué pasadía si la estructura colapsada hubiera caído sobre un camión urbano o una camioneta con una familia adentro?, ¿también serían “cosas que pasan” señor gobernador?…

ES inconcebible que la JEC, encargada de la supervisión de la obra en el Distribuidor, esté acéfala desde abril del año pasado; hay que recordar que su titular, Porfirio Flores Vargas, renunció al cargo a mediados de abril de 2018, apenas a dos meses de iniciar los trabajos de los nuevos brazos, aunque Flores Vargas pretextó “motivos de salud” para su salida, la verdad es que se fue del puesto cansado de los regaños, gritos, maltratos y maldiciones que el gobernador Carrera le propinaba un día sí y el otro también…

NO es posible que exista tanta irresponsabilidad del titular del Ejecutivo, de dejar a un encargado de despacho por casi 9 meses al frente de la dependencia responsable de las obras de los nuevos brazos del distribuidor Juárez, pero en fin…

PD.- Hipócritas, es la palabra que describe a la perfección a los diputados locales que llegaron a su curul a través de la coalición “Juntos Haremos Historia”, conformada por Morena-PT-PES, después de que ayer, en conferencia de prensa y con bombo y platillo, anunciaran que renunciaron al seguro de gastos médicos mayores que el Congreso del Estado les da a los legisladores como una de sus muchas, ofensivas e inmerecidas prestaciones; ¿por qué hipócritas?, sencillamente porque el seguro de gastos médicos mayores ya fue contratado y pagado desde diciembre pasado, por un costo de casi 2 millones 500 mil pesos, con una vigencia del 2 de diciembre del 2018 al 8 de diciembre del presente año a la empresa aseguradora Grupo Nacional Provincial (GNP), ¿Por qué no renunciar a esta prestación antes de que erogara esta millonaria cantidad?, ¿Por qué renunciar a sus seguros de gastos médicos mayores cuando saben que ya están inscritos en él y la empresa no realiza reembolsos?, ¿por qué no se reducen un 50 por ciento su salario como lo prometieron en campaña?, ¿por qué no se disminuyen sus 90 días de aguinaldo o sus 30 días de prima vacacional?, ¿Por qué no regresan el vehículo oficial que les fue asignado?, pues simplemente por hipócritas, en fin…

Armando Acosta