Bitácora

“NOSOTROS no vamos a poner en duda su dicho, porque mentir…mentirle a una sociedad es una falta que equivaldría, prácticamente a la destitución, pero no vamos a poner en tela de juicio su dicho, le creemos”, dijo ayer el vocero de la Arquidiócesis potosina, Jesús Priego Rivera del presunto ataque a balazos contra el diputado Pedro César Carrizales Barrera, mejor conocido como “el Mijis”, sucedido el pasado lunes por la noche…

HASTA que las autoridades, al concluir las investigaciones, determinen quién o quiénes y por qué perpetraron el ataque al “Mijis”, la versión de éste no tiene por qué ponerse en duda, peeero, hay varios puntos en este espinoso caso que no acaban de cuadrar…

NO es porque se trate de “el Mijis”, ni su turbio, torvo y violento pasado como pandillero, ni sus antecedentes de victimización (al menos un presunto “levantón”, un secuestro y varias amenazas de muerte), ni la adicción enfermiza de este diputado por los reflectores, se tratan dudas fundadas basadas en investigaciones propias y consultas a autoridades…

PRIMERO.- El lunes pasado, “el Mijis” comenzó a trasmitir en vivo a través de su cuenta de Facebook, “@Mijis.PedroCarrizales”, a partir de las 20 horas con 11 minutos, desde la Fracc. Olinda, en la Delegación de Pozos, en su transmisión, Carrizales Becerra insiste en varias ocasiones que hay una moto sospechosa dando varias vueltas, “ya me voy por que anda una moto muy, muy… y carros”, “¿qué onda con ese güey, ahí, ahí, ahí hay, como se llama módulos?” a pesar de que en todo el video sólo se ve, al principio, que pasa sólo una motocicleta, mucha casualidad de que los presuntos atacantes viajaban en una moto y que el lugar en que se refugiaron el diputado y sus escoltas fuera el módulo de la Policía Estatal en Ciudad Satélite…

SEGUNDO.- La trasmisión en vivo por Facebook duró 9 minutos con 2 segundos, es decir concluyó a las 20 horas con 20 minutos, ya con “el Mijis” a bordo del vehículo en movimiento presuntamente para dirigirse a Ciudad Satélite, según fuentes oficiales consultadas, la primera llamada de auxilio de los policías estatales en función de guardaespaldas de “el Mijis” para reportar el ataque armado, se recibió alrededor de las 20 horas con 40 minutos, 25 minutos después de que abordaron la unidad, según el Google Maps del lugar de donde se encontraban, en el Fracc. Olinda, al lugar del presunto ataque, el camino a Santa Rita, a una velocidad baja se llega en no menos de cinco minutos, ¿qué pasó en esos 20 minutos entre que tomaron camino a su destino y el lugar del ataque?…

TERCERO.- Según fuentes de la Policía Estatal, los dos elementos asignados desde que inició la legislatura, hace cuatro meses, para la protección de “el Mijis”, uno de ellos conocido con el apodo de “el Gonzo”, han entablado una estrecha amistad con el diputado, dicho por los mismos escoltas “borracheras” y comilonas son constantes entre los poliestatales y Carrizales Becerra…

CUARTO.- Aumenta el “sospechosismo” que los escoltas de “el Mijis” no sepan el lugar exacto del ataque, en un camino de no más de 500 metros, es decir, elementos policíacos entrenados no puede ubicar un lugar exacto de un ataque a balazos, es inaudito, según fuentes oficiales no se encontraron los casquillos percutidos de las ojivas calibre .32 localizados al interior del vehículo, tómelo bajo reserva pero trascendió que hay un testigo que escucho los balazos y que minuto después vio el vehículo del Congreso pero nunca vio o escucho una motocicleta…

QUINTO.- Resulta muy extraño que “el Mijis”, como es su costumbre, no se trasladara el día del ataque, en su lujosa camioneta último modelo, sino que lo hiciera en el vehículo oficial propiedad del Congreso del Estado que tiene asignado…

SEXTO.- En una entrevista en video realizada ayer por el Diario Milenio, y publicada por “el Mijis” en su muro de Facebook, se observa a un Pedro Carrizales no asustado ni aterrado como se supondría que estaría cualquiera al que atentaran contra su vida, sino sumamente nervioso, durante los casi 10 minutos que duró la entrevista, “el Mijis” en muy pocas ocasiones miró a la cámara, parpadeada en extremo y su vista se dirigió al piso y al techo…

MUCHAS dudas que tendrán que disipar las autoridades y el propio “Mijis”, por cierto, casualmente, después del ataque ya nadie habló de las acusaciones por fraude que pesan en contra del diputado que en los últimos días habían cobrado relevancia, en fin… Armando Acosta