Bitácora

EN 1958, cuando el doctor Manuel Nava Martínez inauguró una lucha civilista que continuaría su hermano, el doctor Salvador Nava Martínez, los potosinos hartos de un cacicazgo corrupto y violento, aseguran que el entonces cacique de la época decía que tenía un velador en el Palacio de Gobierno, es decir, cada gobernador en turno desde que él alcanzó un poder inusitado…

NO le faltaba razón si se considera que los gobernadores sucesores rendían cuentas al hombre huasteco que era conocido como “El Alazán”…

AHORA, quienes pueden presumir contar con un “velador” en las alcaldías, provenientes de sus grupos, son los Gallardo…

UN ejemplo claro es el alcalde de Soledad de Graciano Sánchez, Gilberto Hernández Villafuerte, quien como un servil cuidador de aquel palacio municipal, sigue al pie de la letra lo que le dictan quienes se autodenominan “la gallardía” del municipio donde hasta uno de ellos mandó poner el apellido a una avenida tradicional…

JUNTOS aterrizan programas sociales, y Hernández Villafuerte los reproduce con fidelidad, tal como ocurre cuando la “gallardía” ama tanto a los pobres, que los reproduce, porque las dádivas ayudan a que la gente necesite menos dinero y por lo tanto disminuyan sus aspiraciones…

AHORA, por legítima aspiración y una campaña limpia, Xavier Nava Palacios ganó la alcaldía de la capital potosina, y la mayoría de votos en la Junta de Gobierno del Interapas, organismo operador que por cierto ha dado a la “gallardía” buenos dividendos, si se considera que los pozos de agua potable son proveedores del agua para los garrafones, pero parece no ingresar dinero para esa finalidad…

ESTE jueves quedó al descubierto que la “gallardía” dejó un “velador” en el Palacio Municipal de Soledad de Graciano Sánchez…

FUERON los Gallardo quienes eligieron a José Luis Castro Castillo como representante de aquel municipio ante el organismo operador Interapas, lo encumbraron y manejaron como quisieron el agua potable, en el periodo de Alfredo Zúñiga Herverth…

POR cierto, este último deja una deuda cuantiosa con la Comisión Estatal del Agua, contada en decenas y decenas de millones de pesos, de los que el titular de la dependencia, Jesús Alfonso Medina Salazar, guardó silencio acerca de la “obra” de adeudos de su amigo y casi compadre Zúñiga, y del ex presidente de la Junta de Gobierno Ricardo Gallardo…

EXTRAOFICIALMENTE, se sabe que los Gallardo permitieron en sus respectivos periodos de alcaldías, sustraer miles de metros cúbicos de agua de las redes, sin pago de derechos de extracción, para llenar los garrafones; una auditoría arrojaría eso y más…

¿ESOS son los edificios y la infraestructura de la que Gilberto Hernández es “velador” de los Gallardo, y de ahí su resistencia al nombramiento de Natalia Castillo como delegada en Soledad?…

CUANDO el río suena, es que agua lleva, y si así continúan las cosas, estará en puerta el cacicazgo corrupto y violento que vaticinó el ex presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Emilio Álvarez Icaza, ahora encabezado por quienes se denominan “la gallardía”, en el municipio vecino de la Capital.