“Canelo” derrota a Golovkin

Se proclamó Campeón del mundo al vencer por decisión mayoritaria

[Agencias]

Las Vegas, EUA.- El boxeador mexicano Saúl “Canelo” Álvarez se convirtió en nuevo campeón mediano del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), tras vencer por decisión mayoritaria al kazajo Gennady Golovkin.

Con un Saúl Álvarez echado al frente y buscando el intercambio de golpes, el mexicano se proclamó Campeón del mundo al vencer por decisión mayoritaria.

Lo tacharon de correlón, por eso Saúl ‘Canelo’ Álvarez cambió su estrategia y se fue al frente para derrotar a Gennady Golovkin en la T-Mobile Arena de Las Vegas Nevada.

El combate se fue hasta lo máximo, arrojando tarjetas de los jueces de 114-114, 115-113 y 115-113, para proclamarse nuevo Campeón de peso medio del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Desde los primeros rounds se notó un Canelo más rápido y tirando más golpes que el kazajo, pero era GGG el que lograba conectar en el rostro del mexicano.

A diferencia del anterior combate, el tapatío se lanzó al frente, pero la movilidad de cintura de Golovkin le permitió aguantar los embates.

A la mitad de la contienda parecía un empate cantado, con destellos ofensivo de ambos boxeadores y ligero dominio del Canelo en el sexto episodio.

Para la segunda mitad, cuando se puso a prueba el fondo físico de ambos, destacaron los mejores contactos del Canelo, que lo colocaron con ligera ventaja en las tarjetas.

El noveno capítulo resultó emocionante, con un Golovkin visiblemente cansado y jalando aire por la boca, tratando de evitar la movilidad y embates del mexicano.

El drama creció en el décimo con GGG conectando y logrando hacer sangrar por la nariz al azteca. Aunque en el siguiente se volvió a meter al juego de Canelo y le entraron más golpes.

Un resbalón de Álvarez en el último episodio le puso más drama todavía y tuvieron que irse a la decisión de los jueces.

Y aunque desde la presentación fue una locura desbordada en favor del Canelo, el kazajo tuvo un sonado apoyo por parte de sus compatriotas, algunos aficionados neutrales y otros cuantos mexicanos, que al juntarlos intentaron hacerme oposición a un Álvarez, respaldado por la gran mayoría.

Así, con un gran abrazo entre ambos al sonar la campanada final, los dos boxeadores no dejaron nada en el aire y sellaron una gran pelea que dejó a los 20 mil asistentes contentos por el esfuerzo visto y la victoria para México.

Fue así que Golovkin dejó ir el récord de 21 peleas invicto y estuvo cerca de superar la marca del estadounidense Bernard Hopkins, conocido por su reinado de 10 años como Campeón mundial en los pesos medianos, con 20 defensas.