Se desatan pleitos entre perredistas

Regidor fue agredido por unos de sus compañeros en el estacionamiento

Imelda Hernández

[San Luis Hoy]

“Desafortunadamente dentro de todos los partidos políticos hay gente negativa, gente que no respeta la ley ni acata el orden y se atreve a faltarle el respeto a quienes somos trabajadores del Ayuntamiento”, denunció el regidor perredista Isaac Ramos López tras evidenciar la supuesta agresión de la que fue víctima su compañero de bancada Gerardo Gutiérrez Turrubiartes la mañana de este martes en el estacionamiento de la Unidad Administrativa Municipal, por parte de una persona del equipo de seguridad de Juan Manuel Navarro Muñiz.

Isaac Ramos López y Gerardo Gutiérrez Turrubiartes señalaron que este tipo de hechos de violencia son intolerables, “vivimos tiempos en los que desafortunadamente el panorama político se ha teñido de sangre y por eso quisimos salir a dar la cara y alzar la voz”.

Explicó que la agresión surgió luego de que se realizarán algunos comentarios en Facebook respecto a la supuesta derrota del partido en la capital, situación que incomodó al ex funcionario.

“Dos de sus escoltas lo agredieron, empujaron y golpearon, esa es una situación que a nosotros nos parece intolerable, esto no se puede dar. Todo empezó y lo comento como antecedente, porque en el grupo al que pertenecemos hicimos unos comentarios en Facebook el fin de semana, estos comentarios señalaban, como en todo grupo de manera sana, lo que nosotros creíamos que eran los errores que se habían cometido por parte de los integrantes del proyecto y por los cuales se había perdido la elección; señalamos directamente a Juan Manuel Navarro Muñiz porque era quien dirigía la estructura en la capital y con un comentario lo increpamos de los resultados electorales y esto desató que surgieran estos insultos que no quedó en redes sociales”, señaló.

Los regidores hicieron responsable a Juan Manuel Navarro Muñiz de lo que pudiera pasarles a ellos, su familia o bienes.

El regidor Gerardo Gutiérrez Turrubiartes confirmó los hechos, quien señaló que todo inició con agresiones verbales y continuó con agresiones físicas las cuales fueron presenciadas por el guardia del inmueble.