Juan Osorio planea su retiro

Confesó que le gustaría darse un respiro de las largas jornadas laborales

[El Universal]

Ciudad de México. – Sus novelas se han convertido en grandes éxitos de Televisa, pero para Juan Osorio, el retiro ya está dentro de sus planes.

El productor dijo que considera esta idea, ya que le gustaría darse un respiro de las largas jornadas laborales.

“Quiero disfrutar la edad que tengo para viajar, leer, dirigir y creo que hay un ciclo donde tienes que decir que ya hay que darles paso a las nuevas generaciones”. Osorio afirmó que hay nuevos productores que tienen muchas ganas y que él está dispuesto a transmitirles sus experiencias.

“Yo creo que ese es el segundo paso que tienes que hacer. Lo he decidido, pero no sé qué pase en cinco años, Dios quiera que tenga vida y tengo muchas ganas de viajar”.

Explicó que, aunque dentro de sus planes está alejarse de la pantalla chica, también considera hacer otras cosas dentro del medio del espectáculo.

“Traigo en mi cabeza una locura que quiero escribir con mi equipo de trabajo, realizar una novela, quizá sea de las que en este momento está deseando el público”. Insistió en el tema del retiro: “La parte de productor tengo que dejarla a otro joven que ocupe ese lugar y que tenga esa energía y esas ganas”. “Haría teatro y una serie, pero con el tiempo. Tengo muchas ganas de levantarme y no estar pensando en la oficina”, comentó.

TELENOVELA

Osorio presentó la segunda temporada de “Mi marido tiene más familia”, acompañado por Carmen Salinas, Rafael Inclán, Diana Bracho, Zuria Vega y Daniel Arenas, protagonistas de la historia, así como el resto del elenco. En este proyecto, además de tratar problemas de pareja y de la vida diaria, se abordarán temáticas como el bullying y la homosexualidad, hecho que recalcó, es necesario poner sobre la mesa. “Es gracias al equipo (que abordamos todos los temas), no estás solo y tienes alrededor un gran equipo”.

IDEAS

“Tú manifiestas las ideas, por ejemplo, el texto con el que empecé hoy el capítulo fue en una madrugada, lo vi y en ese momento sentí que faltaba, le hablé al escritor, lo traje a edición, lo planeamos y al día siguiente hablé con Zuria. Ese texto era fundamental y eso es lo que tiene mi novela, son los momentos del estómago, lo que me dicta el corazón y lo que mi mente me dice; esa mezcla me ha funcionado”.