México deplora otra muerte de periodista

El reportero fue asesinado cuando salía de su domicilio

(EFE)

Ciudad de México. – Las conmemoraciones por el primer aniversario del asesinato de Javier Valdez, reconocido periodista especializado en narcotráfico, se vieron empañadas por un nuevo homicidio contra un reportero, lo que incrementa la sensación de impunidad y de falta de protección de los informadores en México.

El reportero y locutor Juan Carlos Huerta fue asesinado cuando salía de su domicilio a las afueras de la ciudad de Villahermosa, capital del estado sureño de Tabasco, convirtiéndose en el cuarto periodista muerto este año en México.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) condenó “de manera enérgica” el asesinato de Huerta y expresó sus condolencias a sus familiares y al gremio periodístico.

Asimismo, exigió a las autoridades competentes “una investigación pronta, objetiva e integral que prevenga que este caso quede en la impunidad, investigación que necesariamente deberá contemplar como una de sus líneas la vinculada a la labor periodística” de la víctima.

Este homicidio llegó al cumplirse un año desde que Valdez fue interceptado y atacado a tiros en una calle de Culiacán, capital del noroccidental estado de Sinaloa.

Valdez era una de las voces más valientes del periodismo mexicano y había sido premiado por su trabajo sobre eltema del narcotráfico.

En su último libro, “Narcoperiodismo”, el autor narraba precisamente los peligros que corren los reporteros que cubren informaciones relacionadas con el narcotráfico.