Bitácora

MÁS a fuerza que de ganas, obligados por la presión social y mediática ante los constantes escándalos de corrupción y después de la investigación de la organización “Ciudadanos Observando” de un evidente desvió de estos recursos, los diputados locales presentaron una iniciativa para eliminar la polémica partida millonaria de “gestoría institucional”; en su propuesta para cancelar el reparto de millones de pesos de nuestros impuestos de forma por demás cuestionada y arbitraria, los legisladores, dos años y 7 meses después de su nefasta gestión, se dieron cuenta de que ésta partida no está dentro de sus funciones legislativas, “nombre, unos genios” diría un candidato a la Presidencia…

LOS diputados basan su iniciativa para eliminar la partida de “gestoría institucional” al considerar que: “el principio general de derecho de que las autoridades solo pueden hacer aquello que está establecido expresamente en la Ley” y que “en las atribuciones constitucionales de este Poder Legislativo no se contempla la función de gestoría”…

DESDE agosto del año pasado, el Consejo Ciudadano de Transparencia (CCT) del Congreso del Estado, advirtió a los diputados, después de un profundo análisis, que la partida de “gestoría institucional” era ilegal, pues según la Constitución Política del Estado, la Junta de Coordinación Política (Jucopo) no está facultada para entregar este tipo de apoyos económicos, el CCT aseguró que era preocupante que estos recursos “son entregados a discreción, sin contar un estudio socioeconómico que garantice que son entregados a personas en estado vulnerable” y exigió a los legisladores, hace ya casi 10 meses, que cancelara esta partida, pero a los “curuleros” les valió progenitora…

EN febrero pasado, el CCT interpuso una demanda penal ante la inútil Procuraduría General de Justicia del Estado, que cambió sólo de nombre a Fiscalía General del Estado, pero su ineptitud sigue siendo la misma, la denuncia era por la presunta falsificación de comprobantes de gastos en apoyos sociales entregados por los diputados, en ese tiempo el presidente del CCT David Vega Niño aseguró que la actual legislatura había gastado 28.4 millones de pesos en “gestoría institucional”, de a más de un millón de pesos por “piocha” y volvieron a exigir a los legisladores que eliminaran la polémica partida…

EN los últimos meses, han sido interpuestas al menos una docena de demandas penales en contra de los diputados en la Fiscalía General de Estado, por ciudadanos, presuntos beneficiarios de los mentados apoyos del Congreso, que aseguran nunca haber solicitado la ayuda y mucho menos, haber recibido el recurso, acusando a los legisladores de falsificar sus firmas y de haberlos suplantado…

PERO sin duda, la gota que derramó el vaso, fue una investigación realizada por “Ciudadanos Observando” presentada la semana pasada, donde se evidencia que la mayoría de las empresas a las que los diputados pagaron más de 30 millones de pesos para adquirir los apoyos (despensas, cobijas, dulces, juguetes, medicinas y material de construcción, entre otros) que presuntamente entregaron, al menos 31 de estas compañías, -sí constituidas y registradas ante el SAT- sus domicilios fiscales están ubicados en casas habitación deshabitadas en colonias populares, además de que hay evidencia de que algunas de ellas vendieron las facturas a los legisladores para justificar los gastos y se presume les cobraban una comisión y les regresaban en efectivo el resto del dinero…

ESTA denuncia pública no ha sido desmentida ni aclarada ni por las empresas involucradas ni por los mismos diputados, que han guardado un ominoso, sospechoso y hasta cómplice silencio…

EL CCT venía trabajando con antelación en una iniciativa para eliminar la partida de “gestoría institucional”, pero los últimos escándalos les hicieron acelerar el paso y decidieron presentarla de inmediato, al enterarse de esto, los diputados no quisieron quedarse atrás y también presentaron una iniciativa en el mismo sentido, para colgarse ellos el “milagrito” y tratar de lavarse un poco su cara manchada del lodo de la corrupción, pero es inútil, están marcados como la peor, la más voraz, cínica e inepta legislatura de toda la historia de la entidad…

QUÉ bueno que esta polémica partida sea eliminada, pero ¿y los casi 36 millones de pesos que entre 2016 y 2017 por este concepto se repartieron los diputados?, ¿quién los va a aclarar?, ¿y los más de 10 millones de pesos que por el mismo  rubro tienen presupuestados para este año, recurso que no han podido repartirse no por falta de ganas, sino por la veda electoral?, ¿qué van a hacer con ella?, ¿la van a regresar a Finanzas?, ¿la van a donar a la Cruz Roja o a los Bomberos o se la van a embolsar como siempre?, pero en fin…

Armando Acosta