Veneran imagen de la Virgen de la Encarnación

Año con año vista domicilios diferentes

Leonel Mora

[San Luis Hoy]

Una vivienda de la calle Porfirio Díaz, en pleno centro de Soledad, fue ayer escenario de una tradición religiosa que ya lleva más de 40 años realizándose en este municipio: La veneración a la Virgen de la Encarnación.

La tradición fue iniciada por doña María del Socorro Herrera, ya finada, quien hace cuatro décadas trajo desde la ciudad de Monterrey, Nuevo León, una bella figura de no más de 30 centímetros de altura pero finamente trabajada por artesanos de aquel lugar.

Esta advocación mariana representa a la Virgen María en el momento en que Jesús el Cristo fue encarnado dentro de su cuerpo durante la anunciación, de acuerdo a la fe católica.

La veneración a esta imagen en Soledad, luego de la muerte de su iniciadora, ha sido continuada por don Alfonso Gaytán, que año con año lleva a la Virgen a un domicilio diferente.

En esta ocasión, la familia Nieto Mata fue la anfitriona, preparando en la cochera de la casa un primoroso altar pletórico de arreglos florales en honor de la imagen.

A las 2:00 de la tarde hubo misa bajo dos toldos instalados en la calle, oficio al cual fue invitado el párroco José de Jesús López Castillo, así como familiares y vecinos que a lo largo de cuatro décadas se han sentido identificados y protegidos por la Virgen de la Encarnación.

La fiesta oficial de esta advocación es el 25 de marzo, pero sus seguidores soledenses esperaron el término de la Semana Santa y a que pasara la Feria de la Enchilada para venerar a la imagen con más calma.