Interapas se niega a reparar agujero de aguas negras

Vecinos temen por su salud y el riesgo de sufrir un accidente

Aimee Torres

[San Luis Hoy]

El Interapas y la dirección de Obras Públicas “se echan la pelotita”, solo envían personal, observan y nada hacen al respecto con un gran hoyo por donde pasan aguas negras y que se encuentra en el crucero de las calles Macedonio Castro, Tomasa Estévez, Membrillo y Privada Naranjo, a unas tres cuadras del Cementerio Municipal II en el municipio de Soledad de Graciano Sánchez.

Vecinos molestos están cansados de los olores que expide este hoyo, donde un adolescente en silla de ruedas estuvo a punto de caer al dirigirse a la tienda.

El agujero tiene más de dos metros de largo y de profundidad no se puede calcular, corre agua de caño y dentro tiene troncos de árbol para tratar de alertar sobre el riesgo que representa, también tiene una viga de cemento debajo de la superficie de rodamiento de los automóviles, y el desperfecto se ha ido haciendo más grande, pues tiene más de un año así.

Los habitantes de diversas casas aledañas al sitio y gente que caminaba por el lugar, explicó que tiene mucho tiempo así, desconocen si se trata de un canal de aguas negras como los demás que atraviesan el municipio, pero piden que las autoridades intervengan por el riesgo que representar ya que cada vez se está abriendo más.

Lo más reciente dijeron, fue el paso de un camión tipo revolvedora que rompió más el concreto y lo grave es que en temporada de lluvia salen las aguas negras y se meten por debajo de las puertas a las casas, además de que representan un riesgo por todos los niños y adultos que caminan por aquí para sus escuelas o trabajos.

Explicaron que en la tarde a veces los pequeños salen a jugar, pero ahora es más riesgoso porque se encuentra cada vez más abierto y no encuentran qué colocar para evitar tener problemas con infecciones o caídas.