Bitácora

EL pasado domingo el Arzobispo Jesús Carlos Cabrero Romero, con justa y sobrada razón, calificó a los diputados locales de “niños ricos” tras aceptar el Congreso que 11 de los 27 autos último modelo, adquiridos hace menos de un año, están averiados, el jerarca católico aseguró que los legisladores no valoran que los vehículos son producto del trabajo del pueblo, “no para satisfacer sus necesidades (de los diputados)”, asentó el prelado…

SIN duda estos duros -pero no por eso faltos de verdad- señalamientos de Cabrero Romero calaron hondo al diputado y propietario de la franquicia familiar del Partido Conciencia Popular (PCP), Óscar Vera Fabregat quien ayer arremetió contra el Pastor de la grey católica en la entidad…

“EL licenciado mentiritas”, Óscar Vera, eterno líder del PCP dijo: “Ya se mete (el Arzobispo) lo mismo a un sanitario que a un crítica en el Congreso”, “Ay de la Arquidiócesis…el pobre padrecito está tan desacreditado que ya mejor no hacemos comentarios…

¿SERÁ que a Vera Fábregat “ya se le van las cabras” por su avanzada edad o será que a estas alturas de su vida no sabe el significado de la palabra desacreditado?; desacreditado es estar pegado a la ubre presupuestal por casi 20 años, desacreditado es disfrutar de las millonarias prerrogativas que de nuestros impuestos recibe su franquicia familiar de forma opaca, desacreditado es alternar el cargo de diputado con el orgullo de su nepotismo, su hijo Jorge Vera Noyola durante las últimas siete legislaturas, desacreditado es medrar con las necesidades de la gente pobre, regalarle migajas de los millones de pesos que recibe en despensas para que en cada elección pueda conservar su partido el registro para seguir llenándose los bolsillos…

HOY el legislativo disputan palmo a palmo con las corporaciones policíacas el nada honroso puesto del más desacreditado ante los ojos de la sociedad, este repudio ha sido ganado a pulso por policías y diputados por años de corrupción, cinismo e ineptitud y no se diga la actual  legislatura que ha puesto todo el empeño por pasar como la peor de toda la historia de la entidad…

HACE unos días en este espacio comentamos de la diferencia entre los sueldos que reciben legisladores federales españoles con sus homólogos mexicanos, ahora comparemos el salario de los representantes populares españoles con nuestros ínclitos diputados locales, los europeos reciben al mes 3 mil 713 euros (unos 82 mil 442 pesos al tipo del cambio actual) los que radican en Madrid y los que viven fuera de la capital española tienen una dieta de 4 mil 685 euros (unos 104 mil 25 pesos), y una cantidad similar como compensación de fin de año; ojo, recordemos que son diputados federales, no locales…

MIENTRAS que nuestros legisladores potosinos cada uno se embolsa, nada más de sueldo 114 mil pesos (unos 5 mil 135 euros), pero si le sumamos el aguinaldos (sólo de esta prestación asciende a los 488 mil pesos, casi 22 mil euros), primas vacacionales, seguros de gastos médicos, fondo de ahorro y otros “apoyos”, reciben, ya con su dieta, alrededor de 250 mil pesos mensuales, así es, esta “asamblea de vagos” se lleva a su bolsillo cada 30 días aproximadamente 11 mil euros, casi cuatro veces más de lo que percibe un legislador español, esto señor Vera, esto si es estar desacreditado…

TODO tienen nuestros diputados, ineptos, corruptos y de piel muy sensible; Vera Fábregat no ha sido el único legislador que explota en contra de sus críticos, hay otros, después de que líderes de cámaras empresariales calificaran como un exceso e inmorales los aguinaldos que se asignaron los “curuleros”, la priista Martha Orta solicitó a la iniciativa privada revisen los aguinaldos de sus trabajadores, por Dios cuanta estulticia, las prestaciones de fin de año que los empresarios pagan a sus empleados es producto del trabajo y del esfuerzo de ambos, en cambio, las ofensivas gratificaciones que se dan los legisladores locales es dinero de nuestros impuestos y no desquitan ni un centavo de ellas…

OTRA “joya” de declaración es la de la también diputada priista Rebeca Terán, quién hace unos días, casi con lágrimas en los ojos, aseguró que su aguinaldo no les alcanza para cubrir todas las peticiones que hace la ciudadanía y los muchos compromisos que se deben cumplir, además dijo que sería bueno que los diputados recibieran un poco más de aguinaldo para poder ayudar a un mayor número de personas, Por Dios cuanto cinismo, pero en fin…

Armando Acosta