Pistoleros siembran terror en la ciudad

Rafaguearon Dos casas y un lote de vehículos, la noche del domingo

Redacción

[San Luis Hoy]

Una noche violenta se vivió en la ciudad cuando en distintos puntos fueron rafagueadas dos casas y un lote de venta de vehículos, grupos de hombres armados dispararon contra los inmuebles para fugarse enseguida sin que nadie se atreviera a enfrentarlos.

Una de las casas afectadas se ubica en la colonia Hogares Populares Pavón y el suceso fue reportado ayer a temprana hora en la Calle del Halcón, sitio en el que agentes de diversas corporaciones acudieron a tomar conocimiento.

Se confirmó que el inmueble había recibido diversos impactos de arma de grueso calibre, además de un puesto semifijo que se encontraba en frente del exterior de la vivienda, así como un automóvil Volkswagen, Jetta que había en la cochera.

El otro ataque a vivienda se registró una vez más en la colonia Julián Carrillo, donde se realizó gran movimiento de las corporaciones policiacas, apoyadas por elementos del Ejército Mexicano, al ser baleada una casa en la calle Teresa de Mier, entre las calles La Lonja y Bernardo Reyes.

Los moradores fueron despertados alrededor de las cinco de la mañana del lunes, al escuchar varias ráfagas de disparos distintas a las que ya están acostumbrados a oír, por lo que evitaron salir en esos momentos.

No fue sino hasta fue sino hasta el amanecer, a las 07:30 horas, que comenzaron a llegar patrullas de las policías Ministerial, Estatal y Municipal, así como del Ejército Mexicano, para acordonar la casa desde la calle Lonja a la calle Bernardo Reyes.

Trascendió que varios sujetos a bordo de vehículos, arribaron al lugar y comenzaron a disparar contra la fachada de una vivienda, quedando marcados los impactos en su pared y vidrios.

No se reportaron víctimas, por lo que se solicitó la presencia de elementos de Servicios Periciales, quienes levantaron más de 30 casquillos de armas largas.

El lote de vehículos que también rafaguearon los delincuentes, se ubica en la esquina de las calles 65 y 52 de la colonia Prados Tercera Sección, hasta donde arribaron cerca de las 04:30 horas de ayer y con armas de grueso calibre dispararon contra los vehículos que ahí se encontraban.

La balacera duró tan solo unos minutos, pero bastaron para que varias unidades presentaran daños importantes en cristales y carrocería.

Una vez cometida su fechoría, los delincuentes se retiraron del lugar y en ésta ocasión las autoridades no llegaron a tomar conocimiento, por lo que se estima que están a la espera de que comparezca el propietario a formular la denuncia.